* Para efectuar su compra o comentar nuestros productos, necesitará identificarse identifíquese o regístrese en nuestro sitio.

Entrevistamos a los autores de 'Mundo Urraca'

Entrevistamos a los autores de 'Mundo Urraca'

Sallybooks publica 'Mundo Urraca', un cómic infantil para pre-adolescentes escrito por Carlos X. Díaz y dibujado por Guillermo Monje. Nos ponemos cómodos para hablar de la obra y su proceso.

¿Cómo comenzó toda esta aventura? ¿Qué fue lo que os hizo embarcaros en un proyecto de esta envergadura?

Carlos: Esta aventura comenzó por sorpresa, sin que se viera llegar, como todas las cosas buenas. La historia narrada en “Mundo Urraca” surgió de forma espontánea como tantas otras en el trascurso de un paseo. Sin embargo poco a poco y de forma natural fue tomando cada día más forma y entidad, quizás por lo cercano de su mensaje. Con un cuerpo definido llegó el proyecto “Mundo Urraca” a la editorial Sallybooks y rápidamente se interesaron por ella y me ofrecieron adaptarla a los formatos que ellos publicaban. Poco tiempo después ya me habían puesto en contacto con Guillermo y comenzamos a trabajar en el guión.

Guillermo: Todo comenzó por correo electrónico. Contactaron conmigo sobre un proyecto de cómic juvenil que me podría interesar. Siempre me han gustado los cómic pero no he tenido oportunidad de trabajar en uno. Este es un buen proyecto para empezar. Y claro, al principio me entró miedo. Pero acepté sin dudar.
 

Carlos, “Mundo Urraca” es tu opera prima ¿por qué esta idea y no otra? ¿Por qué elegir el cómic como medio de expresión?

Carlos: “Mundo Urraca” es un cuento, y la posibilidad de poder utilizar este formato es lo que hizo  que la idea cuajara por encima de otras alternativas. Su argumento es fácilmente reconocible por cualquier lector pues narra un acontecimiento compartido por todos los  seres vivos. Poder explorar este camino común, mostrar cómo lo recorrió Álex y hasta dónde le llevó fue una tentación que no pude evitar. Por otra parte el mundo de fantasía en el que se desarrolla la historia pide a gritos imágenes y detalles en los que poder pararte para que el camino no sea únicamente ir de un punto a otro. De este modo narrar este cuento en un cómic no era una opción, sino una necesidad.
 

Guillermo ¿qué fue lo que te atrajo de “Mundo Urraca”? ¿Por qué dijiste sí al proyecto?

Guillermo: Dos palabras: PÁJAROS - GRANDES. Me atrajo desde el principio. Un universo cambiante repleto de naturaleza fantástica, estilo Alicia en el país de las maravillas. Un niño que viaja entre mundos descubriendo personajes, pensamientos y modo de ver el mundo de cada uno de ellos. No tenía sentido no participar.

Carlos, esta obra habla de maduración y curiosidad en un universo un tanto especial ¿Qué puedes decir de tu intención con esta obra? ¿Trabajaste el contexto del mundo previamente o tiraste de improvisación?

Carlos: La maduración, no sólo en los jóvenes sino en cualquier persona, es un proceso ligado íntimamente a la curiosidad. No puede existir un cambio si no hay un proceso activo de búsqueda de conocimiento y exploración. Es por ello que en esta obra el universo mostrado es explorado simultáneamente tanto por el protagonista como por el lector y sus características hacen que se despierte la curiosidad de ambos. Aunque es un universo llamativo no es muy diferente del mundo real y de hecho podría decirse que vivimos en Mundo Urraca pero miramos desde otra perspectiva. Así el trabajo de creación de este mundo no es fruto de la improvisación ni de la creación sino de la observación.

¿Cómo es hacer un cómic para niños a partir de 9 años de edad? ¿El target del libro os complicó u os ayudó?

Carlos: Un niño siempre estará más dispuesto a involucrarse en una historia de este tipo y a ayudar a darle forma durante la lectura que un adulto. No tienen ideas preconcebidas sobre qué debe ocurrir ni sobre qué es posible e imposible.

Guillermo: La verdad es que no fue difícil adaptarme al público objetivo del cómic. Mi técnica es bastante libre y fluida en este aspecto, con influencias de dibujos animados y cómic europeo más experimental, pero creo que he sabido balancear conceptos y crear unas viñetas que atraigan tanto a niños como a mayores. También, claro, colocar elementos humorísticos para los niños, ya sea en las caras de los personajes o en las posiciones de estos.

Trabajar en equipo puede ser dificultoso o muy placentero ¿Os conocíais de antes? ¿Qué ventajas y trabas habéis tenido al trabajar juntos? ¿Repetiríais?

Carlos: No nos conocíamos antes de comenzar la obra y desde luego ha sido un proceso fructífero que repetiría tantas veces como hiciera falta. Aunque trabajar en equipo y a distancia puede ser complejo la tecnología disponible hoy día facilita todo el proceso. Es cierto que no se puede sustituir una conversación cara a cara pero un buen tráfico de correos electrónicos y unas cuantas horas de chat han dado resultados muy satisfactorios.

Guillermo: No, no conocía a Carlos, pero por los textos de “Mundo Urraca” seguro que tiene una mente brillante. No he tenido ningún tipo de problema. Él desarrolló el guion (muy bien, por cierto) y después basándome en él, comencé la creación de las páginas del cómic. Siempre abierto a correcciones y consejos. Pero he tenido bastante libertad de creación. Claro que repetiría. ¡Con mucho gusto!
 

¿Cómo habéis vivido todo el proceso editorial junto a Sallybooks? ¿Es tal cómo imaginabais?

Carlos: Por mi parte trabajar con Sallybooks ha sido una experiencia única. Desde el primer momento la editorial y especialmente nuestro editor, Manuel Gutiérrez, han apostado por esta obra y se han involucrado por completo en el proceso. Todo han sido facilidades y ánimos en las etapas más complejas. El camino solitario por el desierto que yo imaginaba ha resultado ser una buena caminata con amigos.

Guillermo: Bastante bien. Todos los encuentros muy cordiales, joviales y al fin y al cabo un proceso muy funcional. No me lo imaginaba de otra forma, la verdad.

Guillermo ¿cuál ha sido tu metodología de trabajo en “Mundo Urraca”? Siendo tu primer cómic largo ¿estás satisfecho con el proceso y el resultado final?

Guillermo: Resumiendo: Dibujar sin parar. Realicé las primeras ideas de personajes y escenografía, mientras Carlos terminaba el guion. Utilicé una galería de imágenes de plantas, animales y pájaros varios. Aunque hay muchos diseños que son totalmente espontáneos. Una vez terminado el guion, comencé con el storyboard, encajes de planos y diseño del libro en general. Cuando Carlos y la editorial le dan el visto bueno al storyboard, (añadiendo correcciones y cambios pertinentes, claro) comienzo el entintado y el coloreado. Esta es la parte más larga del proceso. En cuanto al coloreado, suelo tenerlo resuelto en los bocetos iniciales de personajes y fondos. Cuando tienes todas las páginas, añades el texto, las onomatopeyas y listo. En la editorial dan las ultimas pinceladas propias de edición y preimpresión. Un proceso bastante normal, diría yo. Muy satisfecho con el cómic en general. Con el proceso y el resultado. Muy contento y todo una experiencia para mi. No paro de ojear las páginas de “Mundo Urraca”.

Después de “Mundo Urraca” ¿a dónde van Carlos y Guillermo? ¿Qué otros retos se os plantean en el futuro?

Carlos: Tengo ahora otros proyectos que irán tomando forma poco a poco. Sin duda seguiré explorando, leyendo, sorprendiéndome con todo y aprendiendo de ello. No sé si bien o mal pero eso es lo que sé hacer.

Guillermo: Iré dónde necesiten mi trabajo. Seguiré dibujando y, quién sabe, crear mi propia novela gráfica (me encantaría).

Por último, ¿qué consejo útil le daríais a alguien que está a punto de empezar un proyecto similar al vuestro?

Carlos: Mi consejo es que disfruten el proceso completo, en un proyecto como este importa más el camino recorrido y lo que se aprende de él que el final.

Guillermo: Paciencia y tener algo de orden. (Cosas que yo no tengo).

 

 

 

Tags: 

Miércoles, Abril 26, 2017 - 12:32

Nube de tags